A casi un mes de la final perdida contra Los Naranjos, Leandro Peralta tomó la decisión de continuar al frente de la primera división de fútbol del Club Deportivo Independiente de Monte.

Su continuidad era muy esperada, luego de la exitosa campaña del último año, que llevó al equipo a la final de la Liga Lobense de Fútbol, tras siete años de no conseguirlo.

El domingo 3 de febrero, las tres categorías mayores jugaron las finales correspondientes, y ninguna pudo alzar la copa. La primera división debía remontar un 1 a 0 en contra que pesaba desde el partido de ida. Con dos goles anulados, dejó en claro que salió a buscar la victoria, pero la suerte no estuvo de su lado.

Leandro intentará en este segundo ciclo, mantener las principales premisas que marca la institución, valiéndose de jugadores que visten la azurra desde las inferiores, y que tienen bien en claro lo que significa defenderla en cada partido.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *